La falsa idea romántica que está arruinando nuestra vida sexual

Tenemos asumido que cuando tenemos una cita con nuestra pareja es difícil que ambos lleguemos al lugar acordado a la vez; y que, por pura lógica, uno de los dos tendrá siempre que esperar al otro. Sin embargo, en cuestión de sexo, seguimos obsesionados con la idea de “llegar a la vez”. Más que de una fantasía, parece una de esas cosas que tachar de la lista, o más bien, como un examen que tuviera que pasar nuestra vida sexual.

No es algo nuevo, ya en los años 60, los padres de la sexología moderna, Masters y Johnson, explicaron que la idea del orgasmo simultáneo como símbolo de superioridad sexual de la pareja es totalmente falso, y que “con el esfuerzo para coordinar unas reacciones básicamente involuntarias se hace que hombre y mujer comiencen a observarse mentalmente a sí mismos, en vez de entregarse a las sensaciones del acto sexual”. Y es que tal como señalaban en su libro Human Sexual Inadequacy, cuando los miembros de la pareja adoptan “el papel de espectador”, es fácil que aparezca la pérdida de la erección en el caso del hombre, y la imposibilidad de llegar al orgasmo en el de la mujer.

Sin embargo, si ya entonces se trabajó por desmitificar esta idea, lo curioso es que años después parece que sigue costando desterrarla. Acudiendo a un entorno abierto e intelectual como es la universidad, el estudio Sexualidad en los alumnos universitarios, realizado en la Facultad de Medicina de Chile, revelaba que el 57,6% de los encuestados seguía creyendo que el orgasmo simultáneo era uno de los objetivos centrales de la relación sexual.

La verdadera sincronía

Antes de abordar la idea del orgasmo simultáneo, conviene hacer una reflexión sobre el orgasmo en ambos sexos. Según un reciente estudio sobre la variación del orgasmo por orientaciones sexuales, en la Universidad de Indiana, tanto hombres como mujeres suelen alcanzar más frecuentemente el orgasmo en relaciones estables que en su estado de soltería. Así, este documento aporta cifras como que alrededor del 85 % de los hombres llegan al orgasmo con parejas estables, con poca diferencia respecto a su orientación sexual, mientras que en las mujeres esta cifra es del 62,9% en términos generales, apreciando que es mayor en parejas homosexuales, alcanzando el 74,7%. Estas cifras muestran, por tanto, que ya es difícil que varón y fémina alcancen el orgasmo durante un mismo coito, ¿cómo no va a ser aún más complejo hacerlo a la vez?

Sigue leyendo en BuenaVida: https://elpais.com/elpais/2015/10/22/buenavida/1445512091_764331.html

No Comments Yet.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *