Más sobre “El orgasmo de mi vida”

Explosión, liberación, electricidad, colores, sentidos. Es muy difícil elegir una sola palabra para describir la palabra orgasmo. Pero es mucho más difícil elegir cuál es el orgasmo de nuestra vida.

Intentamos aprender trucos que nos lleven al punto álgido de nuestro placer. Posturas, afrodisíacos, vibradores, etc. Sin embargo, si nos ponemos a pensar en ese éxtasis que ha sido imposible de borrar de nuestro recuerdo, lo que nos viene a la mente no es una técnica en especial, sino la cara de la persona amada, un momento excitante y prohibido, una reconciliación, una primera vez, una ruptura…

Porque al fin y al cabo, el sexo es emoción, y ese es el principal ingrediente de “El orgasmo de mi vida”, un libro de ficción erótica por y para todo tipo de mujeres.

Sí, ahora mismo estamos todos un poco saturados por el boom de la literatura erótica, es verdad. Si bien tengo que reconocer que he leído y disfrutado mucho estos libros, puesto que cumplen su objetivo, el de excitar y el de abrir la veda, creo que el tema puede dar mucho más de sí. Es hora de empezar a abrir perspectivas. Porque el sexo, y sobre todo, la sexualidad femenina se nutre de mucho más que de la relación conflictiva entra un hombre dominante y una mujer sumisa.

Quizás esa era la idea, hablar de muchos tipos de mujeres, de diferentes clases de relaciones, de parejas, de hombres, de placeres. Explicar que no existe sólo una forma de disfrutar del sexo. Que la gracia, precisamente, está en la diversidad.

Por eso, “El orgasmo de mi vida” narra, con mucho sexo explícito pero realista,  cinco historias (y una de regalo), sobre el momento de mayor éxtasis de mujeres de todo tipo, edad y condición.  Porque la clave de su orgasmo, al final, está precisamente en su historia, en sus circunstancias.

Una ama de casa sumisa para todos, que encuentra el poder en el lugar y con la persona más inesperada;  una ejecutiva agresiva cansada de luchar con los hombres dentro y fuera de la cama, que alcanza la liberación en los labios de otra mujer; un alma libre y perdida, cansada de los encuentros automáticos con desconocidos, que vuelve a creer en el amor; una mujer divorciada, anhelante de deseo, que lo obtiene de alguien quizás indebido, pero sobre todo prohibido; o el descubrimiento del placer,  incluso a edades y de formas totalmente inesperadas.

En definitiva, mujeres con anhelos, pero también con miedos. Mujeres reales, diferentes entre sí, pero en el fondo, iguales. Mujeres valientes, que arriesgan, que se atreven, y que sólo entonces, cuando  toman las riendas de su vida, de su cuerpo, y de su sexo, alcanzan el que será “el orgasmo de su vida”.

Un libro para entender nuestra propia complejidad, pero además para aceptar la de ellos. Porque también es hora de romper con las obligaciones y con las culpas, con esas ideas, aún presentes, de que el hombre es el responsable último de nuestro placer, en vez de entenderlo, en todo caso, como una obligación personal, o como un regalo mutuo, de manera ocasional.

Un libro para sentirse identificado, para aprender a entender a los demás, para reír, para llorar, para excitarse, para tocarse, para imaginar, para soñar…

Un libro, que espero que os guste, y del que no os puedo contar nada más.

Puedes encontrarlo aquí 

4 comentarios en “Más sobre “El orgasmo de mi vida”

  1. Buenas noches, os ha dicho alguien que vuestro blog puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

  2. Creo que la manera de enfocar el asunto del orgasmo con historias sobre personas normales, es muy acertada.
    Aún, y de manera increíble, hay mujeres (de todas las edades) que no han disfrutado aún de la explosión de placer que supone un orgasmo. Es de esperar que tu libro, les haga despertar y buscar una solución a ese problema.
    Habrá que leerlo.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *